Vuélvete el Panorama Completo

Vuélvete el Panorama Completo

9 de febrero de 2024

Hay momentos en los que la vida parece presionarnos. Entonces es difícil mantener una actitud positiva en medio de los desafíos de nuestra vida, y de lo que vemos en la vida de los demás, y en el mundo en general. Sin embargo, en este mundo de dualidad, las olas alternantes de alegría y tristeza son constantes. Es la forma en que tratamos con ellas lo que nos mantiene para siempre arrojados en las olas rompientes de maya, o descansando en la paz inmóvil de Dios.

Teníamos una amiga muy querida en Ananda, Nayaswami Maria Warner (pulsa aquí para ver el enlace en inglés), quien luchó contra el cáncer durante muchos años hasta que falleció en 2010. A pesar de las repetidas cirugías y rondas de quimioterapia, nunca perdió su resiliencia, ni su deseo de servir y buscar a Dios.

Finalmente, en los últimos meses de su vida se descubrió que el cáncer se había extendido hacia su cerebro. Mientras su marido, que estaba luchando con el pensamiento de lo que le esperaba, la llevaba en una silla de rueda al hospital, ella lo miró y le dijo con calma: “Desapégate. Controla el proceso reactivo. Vive las enseñanzas.” Estas profundas palabras se conocen como el “Mantra de María,” y han ofrecido guía y consuelo a muchos en medio de sus propias luchas.

¿Cómo encontramos la sabiduría y la fuerza para elevarnos por sobre los desafíos de la vida? Trata de ver el panorama completo, del cual somos solo una parte infinitamente pequeña. En otras palabras, ponte en el contexto del esquema general de las cosas, y vive en los ritmos más largos de la vida.

Una vez Swami Kriyananda (pulsa aquí para ver el enlace en inglés) necesitó hacerse un trabajo dental doloroso y rechazó la anestesia porque no le gustaba la sensación de embotamiento que le causaba. Más tarde nos contó que durante el procedimiento, pensó: “He tenido una vida larga y gratificante, llena de muchos recuerdos felices. Este dolor actual es solo un momento en el esquema general de las experiencias de mi vida.” Todo salió bien y Swamiji terminó componiendo música en su mente mientras el dentista trabajaba.

También es bueno tomarse un tiempo y sumergirse en las vastas vistas de la naturaleza. Jyotish y yo recién pasamos una semana junto al océano caminando por hermosos senderos costeros. Nos llenamos de alegría ante el poder de las grandes olas rompiendo, y de asombro ante la asombrosa diversidad de vida en las tosqueras. Fue maravillosamente revitalizante y edificante.

Adéntrate en la naturaleza y contempla escenas que expandan tu consciencia: las montañas, el océano, o un cielo lleno de estrellas. Sin embargo, recuerda que lo que contemplamos fuera de nosotros es solo un reflejo de lo que hay dentro.

Foto de Nayaswami Devi tomada por Nayaswami Jyotish mientras estaban de vacaciones en Monterey, California.

Swami Kriyananda solía disfrutar describiendo una caricatura que había visto una vez en la revista The New Yorker. Mostraba a un pomposo hombre de negocios con su esposa contemplando las estrellas. Ella obviamente le había hecho una pregunta, y su respuesta al pie de la imagen fue: “¿Hacerme sentir pequeño? Para nada. Me acaban de nombrar directo regional de mi empresa.” Las maravillas de la vida se pierden para los ensimismados.

Para ver el panorama general, primero debemos expandir nuestra consciencia a través de la meditación.

Para ver el panorama general, primero debemos expandir nuestra consciencia a través de la meditación. Siente el gozo en tu interior, y luego contémplalo en la belleza de las flores. Siente el amor en tu interior, y luego contémplalo en la gran diversidad de la vida. Siente la calma expansión en tu interior, y luego siente la paz del alcance infinito de las estrellas. Siente la calma inmóvil en tu interior, y contémplala reflejada en las montañas. Siente el poder ilimitado de Dios, y contémplalo en las olas rompientes y en las profundidades del océano.

Sin embargo, en última instancia no es suficiente con solo ver el panorama completo—debemos convertirnos en él. Este es el camino de la autotrascendencia.

El Maestro expresa esto en gran parte de lo que nos ha dado. Está su canto: “Soy burbuja / Hazme el mar. / Ola del mar. / Disuelta en el mar.” Y su poema “Samadhi” concluye con las palabras:

                    Una pequeña burbuja de risa, yo

                    Me he convertido en el Océano de Alegría mismo.

En pocas palabras, este es el viaje de la vida: encuentra la pequeña burbuja de alegría dentro de ti y expándela hasta que te conviertas en el océano de dicha ilimitada. Entonces, sea lo que sea que te traiga la vida, sabes que eres parte de algo mucho más grande, de algo eterno.

Tu amiga en Dios,

Nayaswami Devi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *