¿QUÉ PAPEL QUIERES JUGAR?

2 de Agosto de  2019

Recientemente vimos un episodio del extraordinario documental sobre la naturaleza, “Planeta Tierra.” Había una escena impresionantemente hermosa de miles de flamencos rosa volando juntos al unísono, su imagen perfectamente reflejada en las quietas aguas de un lago prístino. La fotografía en toda la serie es hermosa y alucinante, nos infunde un profundo sentido de la armonía y la unicidad en el mundo natural. Incluso las escenas de los depredadores acechando a sus presas no capturan crueldad, sino el equilibrio en la naturaleza en el cual cada criatura juega su papel.

Luego de ver el episodio, tomé mi iPad y comencé a echar un vistazo a las noticias. A medida que leía los titulares, el contraste entre la belleza y unidad de la naturaleza y las acciones violentas y divisivas del hombre era alarmante. Me llevó a preguntarme, “¿Tal vez este mundo estaría mejor sin el hombre?”

Luego recordé la declaración del Maestro de que el hombre es de un orden más levado incluso que los ángeles, ya que solo nosotros tenemos el potencial de volvernos uno con Dios. En el momento para mí fue difícil tener esta visión elevada del hombre, pero por lo menos pude aceptar que la gente está en diferentes puntos en el espectro desde la consciencia inferior hasta la superior. Podemos expresar toda la gama de la naturaleza humana, desde el déspota más depravado hasta el santo más exultante y cualquier lugar entremedio.

Ahora estamos viviendo en tiempos inestables y volátiles, pero podemos ver esto ya sea como una desgracia o como una oportunidad. Una vez le preguntaron a Swami Kriyananda, “¿Cuál es la misión de Ananda?” Él respondió, “Ecualizar al mundo en el plano espiritual.” Personalicémoslo: “¿Cuál es tu misión? Ecualizar tu consciencia en el plano espiritual.”

Así que tenemos una elección por delante: Darle fuerza y poder a lo más elevado dentro de nosotros y de todos, o sucumbir con impotencia a la energía que tira hacia abajo. ¿Qué papel quieres jugar?
Puedes pensar, “Pero soy solo una persona. ¿Qué bien puedo hacer en medio de las fuerzas globales a mi alrededor?” Swamiji señaló que los avances en la consciencia humana a menudo tienen lugar no por las acciones de grandes grupos de gente, sino por la intensidad y compromiso de unos pocos.

Por ejemplo, El Renacimiento transformó no solo al mundo del arte, sino que a toda la sociedad, al abrir toda una nueva visión de la perspectiva y la belleza. Este “renacimiento,” como quiere decir literalmente la palabra, comenzó en Florencia, Italia, por un puñado de artistas comprometidos que comenzaron a ver el mundo de formas nuevas.

El poder de hacer reformas a una escala más extendida no proviene de un gran número de personas, sino de que un individuo alineé su voluntad y sentimiento con una consciencia más elevada. La acción con raíz en la compasión y la aceptación de todos, y en un entendimiento del potencial elevado de la humanidad de conocer a Dios, y en la realización de nuestra unicidad con toda la vida, agrega poder a la Visión Divina de unidad que creó este mundo.

Un amigo nuestro nos dio una primera edición del libro de poemas del Maestro, Canciones del Alma, que fue publicado en 1923. Está firmado personalmente por él con esta inscripción:

20 de Oct. de 1924

Hay un aliento que aviva todas las tierras extrañas, y a los desconocidos.
Vivimos bajo un cielo observados por Un Padre.

Con mis bendiciones,

Swami Yogananda

Que cada uno de nosotros juegue su papel en dar lugar a esta visión de unidad global. El nuevo Templo de la Luz en Ananda Village (pulse aquí para ver el enlace) se levanta como una prueba visible de esta aspiración. Estamos muy cerca del objetivo para saldar completamente los costos de su construcción. En nuestros blogs de la semana pasada y de hoy, Jyotish y yo les estamos pidiendo que hagan una ofrenda para ayudar a hacer realidad este sueño.

Con la esperanza de un mundo mejor,

Nayaswami Devi

Si deseas conocer acerca de nuestros cursos pulsa la siguiente imagen:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *