¿Por qué el Pensamiento Positivo Cambia Nuestra Vida?

21 de enero 2016

“Me siento tan desanimado y preocupado cuando veo todo lo que está pasando en el mundo de hoy,” un amigo escribió esto recientemente. Es difícil no responder de esta manera, cuando vemos que la violencia y el odio aumentan sin medida en todo el mundo.

Pero las enseñanzas espirituales no son simplemente sentimientos agradables que sacamos a la luz de vez en cuando. Son herramientas invencibles, poderosas armas, con las cuales luchamos contra la oscuridad y la negatividad que encontramos alrededor y dentro de nosotros.

how-positive-thinking-transforms-our-life-300x300Paramhansa Yogananda enfatizó en repetidas ocasiones la importancia del pensamiento positivo para hacer frente a todos los desafíos de la vida. Dijo que no se puede expulsar a la oscuridad pegándole con un palo. Más bien, debemos encender la luz en nuestra conciencia, y la oscuridad desaparecerá como si nunca hubiera existido.

Aquí hay tres razones por las que el pensamiento positivo tiene el poder de transformarnos:

Activa Regiones superiores de nuestro cerebro

Neurofisiólogos están descubriendo que el lóbulo prefrontal del cerebro, la zona situada justo detrás del punto entre las cejas o el ojo espiritual, es la parte más avanzada de nuestro cerebro. Cuando nos concentramos allí durante la meditación, activamos esa zona. Esto, a su vez, mejora nuestra capacidad de encontrar soluciones positivas a los problemas, desarrollar un sentido de bienestar, e incluso vivir en un estado de felicidad incondicional. Es la sede de lo que los yoguis llaman “super-consciencia.”

Pero aquí se encuentra un maravilloso proceso recíproco. Cuando tomamos la determinación de responder a la vida con una actitud positiva, también activamos el lóbulo prefrontal. En pocas palabras, el pensamiento positivo recluta la ayuda de nuestro propio cerebro para responder a la vida con coraje, serenidad y ecuanimidad.

Activa el Poder del Universo

Los grandes hombres y mujeres a lo largo de la historia han testificado que su capacidad para lograr sus objetivos se basa en la convicción determinada y positiva de que su meta era posible. Thomas Edison, el inventor de la bombilla eléctrica, intentó durante años descubrir un material que funcione para el filamento. Después de casi diez mil experimentos fallidos, sus amigos trataron de convencerlo de que se diera por vencido. Con inquebrantable energía y convicción, dijo, “No he fallado, sólo he descubierto nueve mil maneras que no funcionan.”

El universo responde a dicha determinación con el poder y la energía para seguir adelante. Y esto fue lo que hizo Edison, en contra de toda oposición y probabilidades, hasta que logró crear la bombilla que ha cambiado al mundo.

Nos Alinea con la Alegría Divina

Nuestra alma es una pequeña chispa de la consciencia de Dios: la Fuente de toda luz, amor y alegría. Paramhansa Yogananda escribió: “Recuerda siempre que las actitudes positivas elevan la mente, mientras que las actitudes negativas tiran la mente cuesta abajo hacia una penumbra privada. Porque así como las actitudes felices y positivas hacen a uno receptivo a la dicha, las actitudes negativas nos enajenan de ella. En un estado de ánimo negativo, se pierde de vista la capacidad todo poderosa del alma para superar todas las dificultades.”

Por medio del pensamiento positivo, recordemos que somos hijos de Dios, a salvo siempre en el puerto de Su consciencia.

Tu amiga en Dios,

Nayaswami Devi

Comentarios cerrados.