Relajar y Sentir

Relajar y Sentir 

16 de abril de 2021

 Uno de los conceptos más difíciles de entender para la mayoría de la gente es que no alcanzamos la Autorrealización del ser (pulse aquí para ver el video en inglés) sino que nos relajamos en ella. Constantemente estamos bombardeados con el mensaje de que el éxito depende de hacer esfuerzos tremendos. Mientras que esto a menudo es cierto para el éxito en el mundo, para los logros espirituales es lo opuesto. Una vez Swami Kriyananda, un poco frustrado con el ritmo de su progreso espiritual, le preguntó a Paramhansa Yogananda, “¿No me estoy esforzando lo suficiente?” Yogananda respondió, “Te estás esforzando demasiado. Estás usando demasiada fuerza de voluntad. Se vuelve nervioso. Solo mantenlo relajado y natural.”

Lo que esto significa para aquellos de nosotros que meditamos es que nuestro éxito dependerá de liberar, no de adquirir. En última instancia, necesitamos liberar aquellos sentimientos y pensamientos que refuerzan el ego, y simplemente hundirnos en nuestra verdadera naturaleza del alma.

La relajación gozosa es a menudo el mejor sendero incluso en las actividades mundanas. Cuando Devi y yo estábamos comenzando el primer ashram grande en San Francisco, disfrutamos de correr y participar en la famosa carrera de la ciudad “Bay to Breakers.” En un parque cercano había una clínica para corredores de los sábados, abierta a todos los que quisiesen asistir. El instructor, que había sido un famoso entrenador de atletismo universitario, contó una historia esclarecedora acerca de su cambio de carrera.

Él dijo, “Como entrenador universitario, tuve varios atletas de primera categoría de nivel olímpico en el equipo. Entonces, un día, un grupo de mujeres bibliotecarias de la universidad me preguntaron si podía entrenarlas. Finalmente, cediendo a su insistencia, les dije que corriesen alrededor de la pista con un esfuerzo moderado. Estaban encantadas con su éxito y durante las semanas siguientes, mientras seguían pidiéndome consejos, se formó un lindo vínculo entre nosotros.

“Luego me di cuenta de algo que cambió el rumbo de mi vida. Las bibliotecarias siempre estaban felices, positivas, y divirtiéndose. Mis corredores de primera clase, por otro lado, generalmente estaban molestos y enojados por algo. Tal vez habían sido eliminados en una carrera o fallado en establecer una nueva marca personal por una décima de segundo. Un día se me encendió una lamparita en mi cerebro—me di cuenta de que estaba entrenando a la clase de gente equivocada. Terminé dejando mi empleo y el estrés también se fue con él. Ahora, entreno corredores que solo quieren divertirse, y mi vida también se ha vuelto divertida.”

Nuestras meditaciones deberían parecerse más a carreras divertidas que a competencias. Cuando simplemente observamos la respiración, la fuerza vital se retira naturalmente. Swami Kriyananda ha definido a la meditación (pulse aquí para ver el enlace en inglés) como “escuchar.” El único esfuerzo que deberíamos hacer es concentrarnos y relajar. Nuestra concentración debería ser intensa, pero no tensa. Si hacemos eso, Dios se encargará del resto. Puede tomar tiempo superar las tendencias del pasado y el karma, pero al final, si somos sinceros en nuestro deseo por Dios, Él debe responder.

Yogananda dijo (pulse aquí para ver el enlace en inglés), “No te sientas mal si te encuentras demasiado inquieto como para meditar profundamente. La calma llegará con el tiempo, si practicas regularmente. Nunca aceptes el pensamiento de que la meditación no es para ti. Recuerda, la calma es tu naturaleza eterna y verdadera.”

Con gozo,

Nayaswami Jyotish

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *