Oportunidad en la Adversidad

17 de Abril de 2020

Historia de dos Ciudades, de Charles Dickens, comienza con estas líneas inmortales: “Era el mejor momento, y era el peor momento, era la era de la sabiduría, y la era de la estupidez.” Estas palabras suenan tan verdaderas hoy como lo fueron en el momento de la Revolución Francesa. Los tiempos de adversidad empujan a la gente hacia los extremos del espectro, hacia la sabiduría o la ignorancia.

Este año puede ser la mayor oportunidad espiritual de nuestra vida.

Es natural pensar que el coronavirus es el enemigo. Pero Paramhansa Yogananda dijo que, “en esencia, las condiciones no son ni buenas ni malas; son siempre neutras, parecen ser deprimentes o alentadoras por la actitud triste o radiante de la mente.” Si nuestra reacción a la epidemia es contraernos sobre nosotros mismos y pensar, “Yo primero,” entonces esto va a parecer un desastre. Pero tenemos una oportunidad de oro para resistir esa tentación. Podemos hacer retroceder la adversidad, expandir nuestra compasión, y aflojar el agarre del ego. De hecho, este año puede ser la mayor oportunidad espiritual de nuestra vida.

Ya sabemos qué hacer. En realidad, el camino ascendente es bien simple. A través de las eras, la guía nos fue dada por los santos y nos ha sido susurrada por nuestra propia consciencia: Ama a Dios con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma, y con toda tu fuerza. Y ama a tu prójimo como a ti mismo. No necesitamos más consejo que este. Solo necesitamos hacerlo.

El objetivo del sendero espiritual es disolver el ego, lo que ocurre automáticamente cuando abrimos nuestros corazones a través de la empatía, la amabilidad, y el amor. Intenta sentir la realidad que están experimentando los demás. Ponte en sus zapatos. Imagina que eres un doctor exhausto en un guardia de coronavirus, o una madre soltera atrapada en su casa sin trabajo y con poca comida, y enfrentando un desalojo. Expándete tanto en oración como en acción hacia aquellos que ahora están necesitados. A medida que lo hagamos, habrá menos de “yo” y más de Dios.

Mantén tu mente fuerte y positiva. Los pensamientos crean magnetismo, expansivo o contractivo. Podemos llenarlos con valor y compasión o con miedo y egoísmo. Devi y yo podemos dar fe, por la experiencia personal de haber tenido nuestra propia casa y posesiones destruidas en un incendio forestal cuando nuestro bebe tenía once días de vida, que mantenerse positivo en medio de la adversidad moldeará tu vida. Cuando dejes esta vida mirarás hacia atrás y verás que este periodo ha sido uno de las oportunidades de crecimiento más grandes en toda esta encarnación.

La mejor noticia de todas; No tenemos que pasar por esto solos. Nos tenemos el uno al otro, y tenemos a Dios y a nuestros Gurus. Usa este tiempo para fortalecer tus lazos con la familia, los amigos, la comunidad, y con los desconocidos. Y más que nada, usa este tiempo para meditar profundamente y abrirte a la luz que brilla en tu interior y a todo tu alrededor.
Si lo haces, este será, de hecho, el mejor momento.

En la luz,

Nayaswami Jyotish

2 comentarios

  1. Marta Ramani Lopez

    Hay una estrofa del bhagavad gita que
    dice
    Cada vez q el corazon se desvie-irresoluto e indeciso del control
    Que El lo vuelva a refrenar
    Que El lo vuelva a poner bajo el gobierno del alma.
    Les mando un fuerte abrazo con el alma.
    Gracias por compartir con nosotros las enseñanzas.
    Jai Guru!!!

  2. Patricia Rodriguez.

    Buenas tardes, muchas gracias por lo que comentan, estoy de acuerdo, hay que estar tranquilos pensando que esto pasara nada es para siempre, lo unico que deceo de corazon, que haya un despertar de conciencia de mucho amor respeto y compacion asi sea asi sea. Gracias!! Me encanta todo lo que mandan, el libro de Yogananda ya lo lei 2 veces increible profundo hermoso, espero algun dia ir con ustedes a de ser increible parsela con ustedes, todo lo que aprenderia con ustedes , gracias un abrazo.

No se admiten más comentarios