LO MÁS IMPORTANTE QUE HAGO

12 de Jilio de 2018

 En 1979 Ananda comenzó un periodo de expansión, Devi y yo ayudamos a comenzar un gran ashram en San Francisco (pulse aquí para ver el enlace en inglés). Uno de los primeros desafíos fue encontrar formas de mantenernos, especialmente en una forma que nos permitiese servir juntos. Una solución que encontramos fue un negocio con un restaurant vegetariano en el primer piso y una pequeña librería en el segundo. Vairagi era la gerente, y cada noche luego de cerrar ella tenía que tomar un autobús cruzando la ciudad a través de algunas de las partes más pobres. Ella lo detestaba. El viaje nocturno era aterrador y triste para una mujer sola, especialmente cuando había pasajeros ebrios. Ella se acercó a Swami Kriyananda y le compartió su situación.

Él preguntó, “¿Hay alguna otra forma para que llegues a tu casa? ¿Puedes conducir o que alguien te lleve?”

“No, no puedo conducir, y no hay nadie con quien pueda contar para que me lleve.”

“¿Puedes tomar un taxi?” continuó Swamiji.

“No, es demasiado caro,” respondió ella.

Entonces Swamiji le dio este consejo. “Si el autobús es la única forma, entonces cuando te subas, elije a la persona más afligida y ora por él o ella durante todo el viaje. Si esa persona se baja antes de que llegues a casa, elije otra.”

Salida del Sol en el Valle del Río Verde,” foto de Swami Kriyananda.

Unas semanas más tarde Vairagi se acercó nuevamente a Swamiji, esta vez no con quejas, sino para decirle que el viaje en autobús ahora era su parte favorita del día. Algunas veces un pequeño consejo puede hacer cambiar una situación, o una vida.

Recientemente tuvimos un satsang con los residentes más jóvenes de Ananda Village durante el cual le hicimos esta pregunta al grupo: “¿Qué es lo que haces regularmente que encuentras que es realmente útil espiritualmente?” Estas fueron algunas de las respuestas:

  • “Durante el día, especialmente cuando estoy teniendo un desafío, trato de recordar cómo me sentí durante mi meditación de la mañana.”
  • “Me paro erguido y repito constantemente, ‘Jai Gurú.’”
  • “Cuando estoy fuera o yendo de un lado a otro, intento orar por todas las personas que veo. Esto me lleva de nuevo a mi centro rápidamente.” Otro dijo algo similar: “Intento dar amor a todos los que veo.”
  • “Debido a que lucho con baja autoestima, cuando me deprimo trato de pensar en varias cosas que hago bien o que me gustan de mí.”
  • Un músico dijo, “En mi mente estoy constantemente cantando un canto o una de las canciones de Swami Kriyananda.”
  • “Antes de dejar una meditación, siempre me aseguro de formar una conexión del corazón personal con el gurú.”

Estas son sólo unas pocas de las muchas ideas que fueron ofrecidas esa tarde. Cada uno de nosotros tiene un hábito o actitud únicos que nos ayudan espiritualmente, y puede ser extremadamente útil compartirlos con los demás, puede ser que tu consejo sea exactamente lo que alguien necesita, y pase a convertirse en la parte favorita de su día.

En amistad divina,

Nayaswami Jyotish

Pulse éste link para escuchar el audio de éste blog en inglés con voz de Nayaswami Jyotish:

Si deseas conocer acerca de nuestros cursos pulsa la siguiente imagen:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *