La Dieta de los 9 Dias de Limpieza y Revitalizacion de Paramhansa Yogananda

por Devi Novak

Primavera 2010

Estoy continuamente sorprendida por la amplitud de las enseñanzas de Paramhansa Yogananda para el desarrollo equilibrado de cuerpo, mente y espíritu. No existe casi ningún aspecto de la vida a la que Yogananda no haya aplicado la antigua ciencia del yoga, y no haya dado un régimen práctico y directo para seguir – llevarse bien con el empleador, desarrollo de la personalidad, la búsqueda de la pareja correcta, eliminar malos hábitos, hacer amigos, superar el nerviosismo, por citar sólo algunos.

La lista de los temas a los que Yogananda aplicó su visión cósmica parece no tener fin, y todo esto fue un complemento a su verdadera misión de traernos técnicas prácticas y probadas para la liberación del alma. No es de extrañar que haya dicho, “Si haces una centésima parte de lo que yo te he brindado, es suficiente.”

Uno de los regímenes prácticos de Yogananda para el desarrollo personal que he tomado seriamente es su “Dieta de limpieza y revitalización de nueve días.” Desde la primera vez que la probé hace muchos años, he experimentado notables resultados, y todos los años la intento hacer en grupo, o sola.

¿Cuál es la dieta de limpieza de nueve días? Esta breve descripción a continuación proporciona toda la información necesaria para que puedas completar con éxito la dieta.

Los alimentos que necesitas cada día durante los nueve días son:
1 ½ pomelos
1 ½ limones
5 naranjas
1 vegetal cocido con jugo (cantidad opcional)
1 ensalada de vegetales crudos
1 vaso de jugo de naranja*
3 tazas de la Bebida Vitalizante (una taza en cada comida) – Ver la receta más abajo

* que debe tomarse todas las noches antes de ir a la cama con ½ cucharadita de hojas de Sen o Swiss Kriss (laxante a base de hierbas; de no encontrarse en su país de origen probar con una alternativa orgánica), y luego aumentar a 1 cucharadita.

Bebida Vitalizante:
2 tallos de apio picado
5 zanahorias (picadas), incluyendo parte del tallo
1 manojo de perejil picado
½ qt. diente de león picado, u hojas de nabo (grelos), o espinaca
1 litro de agua
No sal o especias

La bebida vitalizante puede prepararse de dos maneras, siendo preferible la primera:

1. Luego de poner el apio y las zanahorias en la procesadora de alimentos, o picarlos finamente, hiérvalos ligeramente en agua durante 10 minutos. A continuación, agregue los vegetales seleccionados y el perejil y hierva unos 10 minutos mas. Cuele los vegetales por un colador muy fino, o poniendolos a traves de un paño de algodón, como el que se usa para hacer queso, y aprietelos para que salga todo el jugo.

2. Utilice los mismos ingredientes, pero en vez de cocinarlos, pongalos crudos en un extractor de jugos. Luego de procesarlos en el extractor, escúrralos como en el punto anterior.

Elija el metodo que le resulte mejor para preparala, y beba una taza de esta bebida, en cada una de las tres comidas. Eso es todo, nada más y nada menos.

La bebida vitalizante es esencial para la acción de limpieza en la dieta. He probado las dos formas de prepararla y prefiero la primera, que consiste en hervir las verduras picadas.

El método de vegetales crudos produce un jugo parecido al jugo de zanahoria fresco. El método de cocinado produce un caldo similar al “Caldo de potasio” de Beiler, o al caldo de Paavo Aerola, ambos de los cuales son recomendados para la limpieza. Prueba ambos métodos de verduras cocidas y crudas, y decide por ti mismo.

¿Qué resultados he experimentado?

Vitalidad y sanación del cuerpo.
Libertad de la dependencia psicológica en los alimentos.
Romper malos hábitos alimenticios.
Pérdida entre 3 a 5 kilos de peso.
Limpieza de la piel, ojos, pulmones e intestinos.
Durante varios meses se nota una mejoria en la salud
Aumento en el nivel de energía y necesidad de dormir menos.
Rejuvenecimiento de cuerpo y mente.
Aumento de la claridad mental.
Una mayor conciencia del flujo sutil de la fuerza vital.
Un profunda sensación de alegría.
Meditaciones más profundas e inspiradoras.

¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Permítanme asegurarles que hay desafíos. Se necesita una fuerte voluntad y autodisciplina para terminar los nueve días.

Puedes experimentar irritabilidad en los primeros días. Si esta reacción es causada por la liberación de toxinas, no lo sé, pero durante los primeros días, es aconsejable dar a la persona que hace la dieta su propio espacio. Mi marido, Jyotish, y yo tenemos un acuerdo de que nada dicho durante el comienzo de la dieta puede ser utilizado en nuestra contra. Este plan ha funcionado bien, y hemos permanecido juntos durante muchas exitosas dietas de limpieza.

A veces, durante los primeros días, las personas tienen dolores de cabeza, especialmente quienes son adictos al café o té negro. Los dolores de cabeza parecen ser causados por la abstinencia de cafeína.

También puedes notar un cambio psicológico en tu actitud hacia la comida. Aunque en realidad estás comiendo grandes cantidades de alimentos, debido a que la comida es sin sal, aceite o condimentos o de cualquier tipo, no proporciona la satisfacción sensorial que por lo general obtenemos de los alimentos. Puedes encontrar que no estás interesado en la comida en absoluto.

¿Interesado en probar la dieta?
Aquí hay algunos consejos que he descubierto:

1. Practica los Ejercicios Energetización de Yogananda al menos una vez al día durante la dieta. Tu conciencia de la energía vital sutil es mucho mayor en este momento, y se puede sentir con mayor sensibilidad el flujo del prana a través de la médula hacia las partes del cuerpo.

2. Tomar baños de sol de 20 minutos, regularmente exponiendo el cuerpo tanto como sea posible a la luz solar directa. Yogananda dijo que se puede recibir diez veces más el beneficio de la energía solar si conscientemente la atraes a las células del cuerpo. Evitar las horas de mas calor, ya que puede dañar la piel.

3. Creo que la Dieta de nueve días es más fácil de completar durante los meses de primavera o verano, ya que parece ser un tiempo de limpieza natural para el cuerpo. También, debido a la disminución de la ingesta de calorías, el cuerpo tiende a sentir frío durante la dieta, lo cual es un problema menor durante el clima cálido. En la primavera y el verano, también se encuentra una mayor variedad de verduras disponibles para cocinar al vapor.

4. Yogananda también recomienda tomar baños en agua templada por las noches con sales de Epsom o algunas otras sales de baño buenas. La limpieza y el rejuvenecimiento de la piel producidos por la dieta son notables, y estos baños de sal cálidos ayudan en este proceso.

5. El régimen que funciona mejor para mí es: desayuno: pomelos y bebida vitalizante; almuerzo: ensalada y bebida vitalizante; y cena: verduras cocidas al vapor, limones y bebida vitalizante. Las naranjas las consumo durante el día. Experimenta y encuentra lo que funciona mejor para ti.

6. Cuando termines la dieta, come poco y simple durante los primeros días. Alguien dijo una vez: “Cualquier tonto puede ayunar, pero requiere un hombre sabio saber poner fin a su ayuno también.”
Sugerimos seguir la dieta 2 o 3 dias más, añadiendo un poco de arroz, u otro grano, en el almuerzo y la cena. Asi como un a chucharadita de aceite con la ensalada. Al 3 o 4 dia, añada un huevo duro, y asi poco a poco vuelva su dieta normal. De desayuno recomendamos un cereal bien cocido, quizas con un poco de canela y miel. O algo que sea facil de digerir.

Yogananda llamó a esta dieta de limpieza de nueve días “un método para rejuvenecer las células del cuerpo y despertar los poderes latentes de la mente y las fuerzas interiores del alma.” De todo corazón te animo a lanzarte a esta aventura y desafío espiritual, y a disfrutar por ti mismo sus beneficios tan extraordinarios.

Tomado de la Revista Clarity, Julio de 1988. Nayasuami Devi, junto con su esposo Nayasuami Jyotish, es Co-Acharya (Directora Espiritual) de Ananda Sangha Worldwide.

Comentarios cerrados.