Comunidades Espirituales

La Visión de Yogananda para las Colonias Mundiales de Hermandad

¡Mis palabras están registradas en el éter…y ellas moverán el Occidente…Cientos de jóvenes deberán ir hacia el Norte, Sur, Este y Oeste para cubrir la tierra con pequeñas colonias, demostrando que la simplicidad de vida y el pensamiento elevado conducen a la más grande felicidad!

—Paramhansa Yogananda, Beverly Hills, Julio de 1949

Yogananda enseñó que el medioambiente es más fuerte que el poder de voluntad. Una persona puede tener la mejor intención de vivir una vida espiritual, pero sin el apoyo de otras personas, y viviendo en un mundo enfocado en el materialismo, es muy fácil desviarse, por los deseos de otros, del deseo de conocer a Dios.

La solución de Yogananda para las personas con pensamientos e ideales afines fue unirse para formar “colonias mundiales de hermandad”, comunidades espirituales intencionales basadas, en sus palabras, en “una vida sencilla y pensamiento elevado”. En estas colonias, verdaderos buscadores de todos los caminos de la vida (soleteros, familias y monásticos) puedan vivir, trabajar y buscar a Dios juntos, creando un armonioso, elevado ambiente que aliente el desarrollo de cualidades espirituales y la conciencia, como él lo dijo, “del parentesco real de todos los hombres como hijos e hijas del mismo y único Dios”. Durante su vida, Yogananda trató de establecer una comunidad en Encinitas al comienzo del año 1940, pero encontró que las personas no estaban aún preparadas para abrazar esta idea. Yogananda, sin embargo, sabía que llegaría el momento en el cual el mundo estaría preparado para recibir su visión, y “…esta idea de colonias se esparcirá por todo el mundo como un fuego arrasador”.

Ananda – Cumpliendo el Sueño de Yogananda

“No es necesario que las masas de personas se conviertan a una nueva filosofía social. Solo unos pocos individuos, si le dan una oportunidad al concepto, pueden encender una conflagración que eventualmente destruirá el bosque completo de viejas costumbres”.

—Swami Kriyananda, Esperanza Para un Mundo Mejor

A la edad de 15 años, antes de conocer a Yogananda, Swami Kriyananda (entonces Donald Walters) sentía un anhelo interior de comenzar una comunidad basada en ideales elevados. Mientras estaba en la universidad, intentó incluso, sin tener éxito, convencer a sus amigos de unirse a esta idea. Más tarde, siendo discípulo de Yogananda, Swami Kriyananda estaba presente en la convincente conferencia de Yogananda en Beverly Hills, durante la cual el gran maestro compartió su poderosa visión de las colonias mundiales de hermandad siendo el camino hacia el futuro. Swami Kriyananda prometió hacer todo lo posible por realizar el sueño de Yogananda. Fundada por Swami Kriyananda y un grupo de jóvenes amigos en 1968 sobre 27 hectáreas de tierra al pie de Sierra Nevada en California, Ananda Village enfrentó inicialmente muchas pruebas y desafíos. Con poco dinero, la amenaza de una ejecución hipotecaria, un fuego devastador que destruyó la mayor parte de las estructuras levantadas hasta ese entonces, y diferentes ideas acerca del propósito de la comunidad – todas esas experiencias ayudaron a formar una comunidad dedicada a vivir el ideal de Yogananda de poner a Dios primero en todas las circunstancias.

Un comentario

  1. Pingback: Swami Kriyananda – Kriya Yoga

No se admiten más comentarios